¿Cómo pienso?

Ray Bradbury decía que “hay que saber cómo aceptar el rechazo y como rechazar la aceptación”. Cuando nos repiten tanto elogio el ego se alimenta y se apodera de la conciencia. No podemos aceptar que el ego detenga la evolución. Debemos aceptar no lo que somos sino lo que podemos ser.

 

 Economía 

Si una transferencia social se transforma en un empleo temporal con capacitación para emprender y se pone como contraprestación, un trabajo social a un tercero, el no solo es económico, es social y psicológico. Las personas comienzan a sentirse productivas.

Creo que hay que aumentar programas de formación, productividad y competitividad humana y así, hacer crecer los salarios de millones de trabajadores. Necesitamos de una economía con futuro, que no se enfoque en convertir deseos en futuras necesidades para provocar demanda a meses sin intereses, sino en resolver necesidades con competitividad y no con sumisión. Una economía que ya no depende del tamaño sino de su movilidad en la era digital. Creo en una democracia económica.

Los sueldos de los CEOs en los Estados Unidos han crecido un 948% desde 1978 mientras que el de los trabajadores normales solo un 12%. Ya no hay mano invisible del mercado, sino poderes visibles de quienes crean valor, ya no se pronuncia libre mercado sino planificación descentralizada.

 

Política

La dictadura perfecta se disfraza de democracia plena; la gente no quiere verdades, consume fe. Los esclavos aman su servidumbre porque prefieren personas no sistemas. Así la superioridad moral individual se convierte en la justificación colectiva para perpetuarse.

Creo en una política cada vez más transparente y verificable; con datos y con inteligencia pública que suprima las decisiones individuales. Necesitamos una política de hechos y no de dichos, donde la congruencia se imponga al interés personal.

 

Sociedad

Pasamos horas, meses, años y décadas discutiendo la eficacia de los sistemas económicos y descubriendo el universo, pero no somos capaces de encontrar en nosotros las verdades que realmente confunden nuestros deseos en necesidades. El mundo sistematiza errores de origen en ideologías y parte así, para construir falsedad y división humana.

Pienso en una sociedad con responsabilidad y conocimiento. Creo en una sociedad con una nueva visión de la educación con inclusión. Necesitamos una sociedad que sane el tejido social fracturado y donde exista un respeto a la diversidad.

 

Educación

La educación no es privilegio, lo que proponemos es un cambio de visión donde si crece uno, crecemos todos. Si hay productividad con dignidad ´para las mayorías.

Creo en una educación comunitaria, clave para el desarrollo técnico de alumnos y profesores. En una educación encaminada por la movilidad social, la sociedad civil organizada y empresas que establezcan laboratorios de innovación. Creo en una educación donde su valor se concentre en las habilidades verificadas que adquirimos. Una educación democrática, libre y gratuita. Esa educación que no sea percibida como un negocio y la meritocracia se inserte con piso parejo, para que la puerta de acceso a la educación no sea un privilegio.

 

Tecnología

La vieja economía masifica la individualidad; la nueva economía individualiza a las masas. Transformemos la estadística en seres humanos. En mi códice de vida todo el mundo es alguien.

Pienso que la tecnología es y será la herramienta por excelencia de la educación y el conocimiento, por ello la tecnología debe ser colaborativa. Debe ser observada como un derecho para las mayorías, como un arma que detone el desarrollo y la movilidad social. La tecnología debe ser una palanca que democratice la riqueza para empoderar en habilidades y conocimientos a quienes quieren y no pueden.

 

El futuro

La diferencia está en entender cuando la idea de un tiempo se transforma en el tiempo de una idea. Nunca será suficiente cuánto te esfuerces por algo sin crear y esperar el ecosistema para que suceda. Paciencia y planeación.

Para comprender el futuro hay que saber lo que fue el pasado. El futuro esta plagado de tecnología, innovación, conectividad y movilidad social, el futuro le pertenece al conocimiento. En el futuro nuestro mayor bien y la propiedad más preciada de los gobiernos será la información abierta. En el porvenir nos encontraremos con la inteligencia artificial y la automatización así que recibirlo requiere habilidades verificadas.

 

Las ciudades

Las ciudades deben promover diversidad, deben convertirse en centros de desarrollo de la humanidad.

Antes de hablar de las ciudades, creo que es necesario dialogar sobre la conectividad de las urbes con el campo. El desarrollo rural representa la posibilidad de una nueva gobernanza para desintoxicar a las ciudades pues estas necesitan despresurizarse. Creo en una ciudad que promueva la diversidad étnica, de pensamiento y religión, creo en la ciudad como un centro de desarrollo de la humanidad. Percibo una sociedad con sustentabilidad e infraestructura colectiva. Mejor desarrollo urbano, es mejor crecimiento económico parejo. A su vez, creo en ciudades inteligentes que con la tecnología e innovación impulsen el desarrollo sostenible.

 

SIMÓN LEVY

 

Deja un comentario

Ya no es la empresa grande la que vence a la pequeña, sino la rápida a la lenta y eso demuestra el nacimiento de la era microglobal...

Simón Levy