Simon Levy | Se avecina ola de importaciones de productos chinos
291
post-template-default,single,single-post,postid-291,single-format-image,theme-bridge,woocommerce-no-js,unselectable,translatepress-es_MX,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Se avecina ola de importaciones de productos chinos

Se avecina ola de importaciones de productos chinos

México duplicará el valor de los productos que importa de China sujetos a las “medidas de transición” una vez que éstas venzan el próximo 11 de diciembre, estimó Simón Levy-Dabbah, director general de LatinAsia.

Las medidas de transición fueron aplicadas a 204 clasificaciones de productos, que incluyen bicicletas, calzado, carriolas, cerraduras, herramientas, hilados, tejidos, juguetes, máquinas, aparatos eléctricos, prendas de vestir, químicos orgánicos, válvulas y velas, entre otros.

Las medidas consisten en la aplicación de un pago en aduanas de entre 60 y 350% sobre el valor de los productos, porcentajes que se aplicaron desde octubre del 2008 y que fueron disminuyéndose cada año. Actualmente fluctúan entre 50 y 250% y desaparecerán el 11 de diciembre del 2011.

Levy-Dabbah proyectó que las importaciones de estos productos se duplicarán inmediatamente, una vez que se desarmen las medidas de transición.

Las importaciones de los 204 productos provenientes de China sumaron 513 millones de dólares en el 2008 y habían alcanzado 368 millones de enero a agosto del 2010.

El cálculo de Levy-Dabbah considera que una mitad de ese incremento corresponderá a productos que entran por contrabando y que dejarán de hacerlo para importarse por las aduanas legalmente.

Las medidas de transición se fijaron como parte de un acuerdo entre México y China, luego de que culminara un periodo en el que el gobierno chino no podía impugnar las cuotas compensatorias aplicadas por las aduanas mexicanas, que iban de 2.58 a 1,105%, divididas en 16 grupos, entre los que destacan prendas de vestir, juguetes, textiles y calzado.

Sin nuevas negociaciones

China no podía inconformarse por esas cuotas, independientemente de qué tan altas fueran, porque así lo acordó con México como parte de las condiciones para que China entrara a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en el 2001.

La Secretaría de Economía informó que no contempla negociar una nueva protección con China, por lo que cada una de las industrias involucradas deberá presentar una demanda, si lo cree pertinente, y comprobar el dumping para el establecimiento de cuotas compensatorias.

La dependencia realiza investigaciones mediante un proceso cuasi judicial, en el que la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales (UPCI), en su carácter de autoridad administrativa, analiza la posible existencia de una práctica desleal.



error: Content is protected !!